El SITIMM en Fränkische

Como mencionamos en la primera entrega de este artículo, la empresa Fränkische Industrial Pipes se instaló en Silao, Guanajuato, en 2011, como parte de una serie de inversiones automotrices con el propósito de densificar la cadena de valor para las armadoras ya instaladas y que se iban a construir en la zona del Bajío. Como es muy común en el entorno empresarial mexicano, el contrato colectivo de trabajo (CCT) se firmó con el SITIMM-CTM (Sindicato de Trabajadores de la Industria Metal-Mecánica, Automotriz, Similares y Conexos de la República Mexicana) antes de que existiera una sola persona contratada, de tal forma que todos los trabajadores que ingresaron un año después a laborar en la planta automáticamente pasaron a ser parte del SITIMM, con lo que se violentó su libertad sindical.

Pero más allá de ser un asunto del pasado, esta cláusula de exclusión, que impedía la aparición de una alternativa sindical y que los trabajadores pudieran decidir sindicalizarse o no, prevaleció y permitió que el SITIMM continuara quebrantando la Ley Federal del Trabajo en el último CCT firmado en 2022, ya que, como señala expresamente la Reforma Laboral de 2019 y los convenios 87 y 98 ratificados por México sobre la libertad sindical, este tipo de estipulaciones son ilegales. Dicha violación se demuestra en la cláusula cuarta del CCT 2022-2024 que aquí dejamos como evidencia. Curiosamente, nadie en el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral lo advirtió.

Pero ésta no fue la única violación a la Ley Federal del Trabajo y los convenios internacionales que México ha ratificado en materia laboral. La cláusula sexta, donde se atribuye la posibilidad de despedir a quienes estén en contra de la agrupación sindical, fue la que aplicó para que despidieran a los compañeros por organizarse con el Sindicato Independiente Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Industria Automotriz (SINTTIA), el cual se volvió una opción para combatir la corrupción del SITTIM, como veremos más adelante.

A pesar de los múltiples intentos para evitar el recuento frente a la base trabajadora, a finales de 2022 el SITIMM promovió por todos los medios posibles “un incremento salarial histórico”. El gran rezago en las remuneraciones aún no permite que la mayoría de los trabajadores superen la línea de pobreza definida por el Coneval, tal y como presentaremos más adelante en los cuadros y gráficas que analizan esta relación por grupos salariales.

Para junio de 2023, el Coneval definió que la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (LPEI) se situaba en $ 2,179.44 pesos, lo que equivale a la compra mínima de alimentos que una persona debe ingerir. Por su parte, la Línea de Pobreza por Ingresos (LPI) debe incluir la canasta no alimentaria, compuesta por todas aquellas cosas esenciales para vivir que no son alimentos, la cual se estimó en el mismo mes en $ 2,098.51 pesos. Si tomamos como referencia que la familia promedio en México es de 4.1 personas, estas canastas básicas (alimentaria y no alimentaria) deben ser multiplicadas por cuatro para tener una referencia del ingreso monetario mínimo para estar por encima del umbral de la pobreza.

En los siguientes cuadros hacemos esta relación con base en los salarios tabulares mensuales de los distintos grupos de la empresa Fränkische Industrial Pipes. El CCT en la cláusula séptima indica que las jornadas semanales son de 48 horas en el turno diurno, 45 en el turno mixto y 42 en el turno nocturno, por lo que hay tres turnos en la planta, cuyos roles para los trabajadores se cambian cada 15 días.

CUADRO 7: SALARIOS DE ENSAMBLE / TERMOFORMADO Y LÍNEAS DE POBREZA
Ensamble / TermoformadoSalario diario Salario mensualCanasta básica alimentaria
(CBA) por persona
Canasta básica alimentaria familiar, 4 personasCanasta básica no alimentaria
(CBNA) individual
Canasta alimentaria + no alimentaria individualCanasta alimentaria + no alimentaria familiar, 4 personasDiferencia salarial: Salario – CBA famDiferencia salarial: Salario – (CBA fam + CBNA fam)
ENT —
2 MESES
 $279.34 $8,380.20 $2,179.44 $8,717.76 $2,098.51 $4,277.95 $17,111.80-$ 337.56-$8,731.60
A — 4 MESES $300.57 $9,017.10 $2,179.44 $8,717.76 $2,098.51 $4,277.95 $17,111.80 $299.34-$8,094.70
B — 6 MESES $326.27 $9,788.10 $2,179.44$8,717.76 $2,098.51 $4,277.95 $17,111.80 $1,070.34-$7,323.70
C — 6 MESES $350.86$10,525.80 $2,179.44 $8,717.76 $2,098.51 $4,277.95 $17,111.80 $1,808.04-$6,586.00
D $383.26$11,497.80 $2,179.44 $8,717.76 $2,098.51 $4,277.95 $17,111.80 $2,780.04-$5,614.00
Fuente: Elaboración propia con base en CCT y líneas de pobreza definidas por el Coneval.

Como se puede apreciar en el Cuadro 7, la primera categoría de este grupo salarial está por debajo de lo mínimo necesario para garantizar una canasta básica alimentaria de una familia de 4 personas, lo que la coloca en la condición de pobreza laboral alimentaria. Además, si consideramos la suma de ambas canastas a nivel familiar, prácticamente todas las categorías están por debajo del mínimo indispensable para salir de la línea de pobreza laboral de acuerdo con el Coneval.

CUADRO 8: SALARIOS DE EXTRUSIÓN Y LINEAS DE POBREZA
ExtrusiónSalario diarioSalario mensualCanasta básica alimentaria
(CBA) por persona
Canasta básica alimentaria familiar, 4 personasCanasta básica no alimentaria
(CBNA) individual
Canasta alimentaria + no alimentaria individualCanasta alimentaria + no alimentaria familiar, 4 personasDiferencia salarial: Salario – CBA famDiferencia salarial: Salario – (CBA fam + CBNA fam)
ENT —
2 MESES
$326.27$9,788.10$2,179.44$8,717.76$2,098.51$4,277.95$17,111.80$1,070.34-$7,323.70
A —
4 MESES
$350.86$10,525.80$2,179.44$8,717.76$2,098.51$4,277.95$17,111.80$1,808.04-$6,586.00
B —
6 MESES
$383.26$11,497.80$2,179.44$8,717.76$2,098.51$4,277.95$17,111.80$2,780.04-$5,614.00
C —
6 MESES
$407.84$12,235.20$2,179.44$8,717.76$2,098.51$4,277.95$17,111.80$3,517.44-$4,876.60
D$431.30$12,939.00$2,179.44$8,717.76$2,098.51$4,277.95$17,111.80$4,221.24-$4,172.80
Fuente: Elaboración propia con base en CCT y líneas de pobreza definidas por el Coneval.

Como se puede apreciar en el Cuadro 8 que relaciona las líneas de pobreza con los salarios, todas las categorías de este grupo superan el mínimo establecido para la LPEI, es decir, todos los trabajadores pueden acceder al mínimo alimentario. Sin embargo, cuando incluimos la canasta básica no alimentaria familiar, todas las categorías quedan por debajo de la LPI.

CUADRO 9: SALARIOS DE CALIDAD Y LÍNEAS DE POBREZA
Aud. Calidad/ Almac/Infor/
Op de 12 Ing/Entren
Salario diarioSalario mensualCanasta básica alimentaria
(CBA) por persona
Canasta básica alimentaria familiar, 4 personasCanasta básica no alimentaria
(CBNA) individual
Canasta alimentaria + no alimentaria individualCanasta alimentaria + no alimentaria familiar, 4 personasDiferencia salarial: Salario – CBA famDiferencia salarial: Salario – (CBA fam + CBNA fam)
Nivel 1 —
3 MESES
$431.30$12,939.00$2,179.44$8,717.76$2,098.51$4,277.95$17,111.80$4,221.24-$ 4,172.80
Nivel 2 —
6 MESES
$467.06$14,011.80$2,179.44$8,717.76$2,098.51$4,277.95$17,111.80$5,294.04-$3,100.00
Nivel 3 —
9 MESES
$510.64$15,319.20$2,179.44$8,717.76$2,098.51$4,277.95$17,111.80$6,601.44-$1,792.60
Nivel 4$563.15$16,894.50$2,179.44$8,717.76$2,098.51$4,277.95$17,111.80$8,176.74-$217.30
Fuente: Elaboración propia con base en CCT y líneas de pobreza definidas por el Coneval.

El Cuadro 9 relaciona uno de los grupos salariales más altos en donde podemos observar el mismo comportamiento que el grupo anterior: todos los trabajadores están por debajo de LPI.

CUADRO 10: SALARIOS DE LÍDER DE EQUIPO / AJUSTADOR EXTRUSIÓN Y LÍNEAS DE POBREZA
Aud. Calidad/ Almac/Infor/
Op de 12 Ing/Entren
Salario diarioSalario mensualCanasta básica alimentaria
(CBA) por persona
Canasta básica alimentaria familiar, 4 personasCanasta básica no alimentaria
(CBNA) individual
Canasta alimentaria + no alimentaria individualCanasta alimentaria + no alimentaria familiar, 4 personasDiferencia salarial: Salario – CBA famDiferencia salarial: Salario – (CBA fam + CBNA fam)
Nivel 1 — 3 MESES$467.06$14,011.80$2,179.44$8,717.76$2,098.51$4,277.95$17,111.80$5,294.04-$3,100.00
Nivel 2 — 6 MESES$510.64$15,319.20$2,179.44$8,717.76$2,098.51$4,277.95$17,111.80$6,601.44-$1,792.60
Nivel 3 — 9 MESES$563.15$16,894.50$2,179.44$8,717.76$2,098.51$4,277.95$17,111.80$8,176.74-$217.30
Nivel 4$606.74$18,202.20$2,179.44$8,717.76$2,098.51$4,277.95$17,111.80$9,484.44$1,090.40
Fuente: Elaboración propia con base en CCT y líneas de pobreza definidas por el Coneval.

En el Cuadro 10, que muestra el grupo salarial más alto, se mantiene la misma tendencia, pero aquí la última categoría sí logra superar la LPI. En ella se encuentra menos del 5 % de los trabajadores de la empresa.

La gráfica 3 agrupa todas las categorías y hace visible cómo sólo una de las 18 establecidas en el CCT está por encima de la LPI, es decir, las 17 restantes dejan a los trabajadores en la línea de pobreza laboral. Llama poderosamente la atención que las dos categorías iniciales del tabulador salarial están muy cerca de la LPEI: la primera está considerada como población en condición de pobreza extrema y la segunda supera este rango por tan sólo $299.34 pesos, lo que significa que a pesar de tener un empleo formal, el ingreso derivado por éste no alcanza para consumir los alimentos mínimos necesarios. Ésta es quizá una de las principales explicaciones para la alta tasa de rotación en la empresa.

El inicio del proceso de organización

En mayo de 2022 se dio una revuelta en cerca de 17 empresas de Guanajuato en donde el SITIMM detentaba la titularidad del CCT. La inconformidad estaba relacionada con el pago de la Participación de los Trabajadores en las Utilidades (PTU). Este sindicato no siguió el protocolo signado en la Ley Federal del Trabajo para conformar una comisión y hacer pública la declaración del ejercicio fiscal. Por el contrario, en complicidad con las empresas, trató de convencer al personal de que no existían las utilidades.

Entre estas compañías estuvo Fränkische Industrial Pipes, la cual, junto al SITIMM, tomó represalias despidiendo a varios trabajadores, quienes habían mostrado su inconformidad por la opacidad en la información y la negativa a pagar el PTU. Es en este proceso que los afectados se acercaron a la Casa Obrera del Bajío (COB), un centro promotor de los derechos laborales que surgió a raíz del movimiento de los trabajadores de General Motors (GM) – Silao y que forma parte del proyecto Centro de Apoyo a la Libertad Sindical (CALIS), coordinado por el Centro de Investigación Laboral y Asesoría Sindical, que tiene una participación destacada en la difusión de la información sobre la reforma y los derechos laborales y la libertad sindical en México. La COB, por su actividad, se ha vuelto un referente en el Bajío como un espacio que promueve la defensa de los intereses de los trabajadores de la región.

Ante este contexto de represalias, los trabajadores activos y despedidos se organizaron para formar parte de un sindicato auténtico: buscaron al SINTTIA para que los representara. Cabe destacar, por ejemplo, que a diferencia de lo que sucedía en los centro de trabajo donde el SITIMM detentaba el CCT, en los primeros meses de operación del SINTTIA como sindicato titular en GM-Silao, no sólo se firmó un CCT que mejoró sustancialmente las prestaciones laborales y remuneraciones salariales, sino también se lograron niveles récord en el pago de PTU. Esta realidad contrastaba con lo que sucedía en Fränkische, por lo que los trabajadores despedidos, en lugar de tomar su liquidación cediendo a las amenazas, buscaron ser la voz de los trabajadores en activo que con reservas se acercaban al naciente proceso organizativo. Tenían muy claro que lo que estaba en juego era luchar por construir una verdadera opción sindical.

Foto: cortesía del autor.

Este proceso de organización fue muy cuidadoso; se resguardó la identidad de los trabajadores en activo para evitar represalias y nuevas destituciones. Las personas despedidas se volvieron la cara visible, y así pudieron denunciar activamente el acoso que realizaban de manera conjunta la empresa y el SITIMM contra quienes simpatizaban con el SINTTIA. Sin embargo, después de una de las reuniones más numerosas que tuvo el grupo organizativo, el SITIMM, por medio de sus delegados, corrompió a tres de los asistentes, promoviéndolos en sus puestos de trabajo e integrándolos a una nómina para fungir como informantes. El resultado de esto fue el despido de más de 10 trabajadores que figuraban como los más activos de este proceso, con lo que se envió un mensaje claro de intimidación. Este sindicato continuó con estas estrategias: ofreció beneficios económicos y ascensos escalafonarios para que se señalara a quienes participaban en el movimiento.

La organización se tuvo que hacer prácticamente invisible, pues lo último que se necesitaba eran más despidos que incentivaran el miedo. A pesar de este acoso constante, logró reunir el número de afiliaciones necesarias para iniciar una demanda de titularidad, la cual se inició formalmente el 14 de noviembre de 2022.

Desde ese mes y hasta abril de 2023, el Tribunal Federal, junto al SITIMM, dilató el avance del juicio: solicitó información que era evidente, ya que aparecía en las páginas oficiales de la empresa, así como del INEGI. Incluso, llegó al extremo de pedir evidencias que ponían en riesgo a los trabajadores (como aquéllas relacionadas al proceso de producción). Al mismo tiempo, con la tolerancia de las autoridades laborales, por más de medio año, el SITIMM se negó a recibir la notificación formal del proceso en sus instalaciones, a pesar de que éstas cuentan con sus logos institucionales y que están publicitadas en medios de comunicación impresos y electrónicos, así como referidas en el CCT. Todo esto limitó el acceso pronto y expedito a la justicia para los trabajadores y permitió una disputa interior al propiciar que sólo un sindicato estuviera con plenas posibilidades para desarrollar su actividad (SITIMM), la cual se basó en la descalificación, el acoso a activistas del SINTTIA, la provocación y la desinformación como forma de actuación cotidiana.

Frente a este letargo de los tribunales y el ascenso de la política de acoso, el SINTTIA decidió movilizarse en febrero de 2023, bloqueando simbólicamente las instalaciones de los tribunales laborales en la Ciudad de México. Antes este hecho, la juez a la que se turnó la demanda de titularidad reconoció que existía una anomalía en el proceso, que lo había convertido en el mayor retraso de todo el nuevo modelo laboral; señaló también que no se entendía por qué los actuarios no hacían las notificaciones cuando las instalaciones del SITIMM estaban indicadas en documentos oficiales como el CCT. La movilización concluyó con un compromiso de dar celeridad al proceso.

Otro hecho de violencia que sucedió en este contexto de defensa de las libertades ya no sólo laborales, sino civiles, fue el caso del sabotaje que urdió un grupo de miembros del SITIMM en la conferencia de prensa realizada por el SINTTIA el 7 de febrero del 2023, en donde denunciaban los hechos en la planta de Fränkische. Frente a esto, el SINTTIA recurrió a las instancias internacionales para señalar la violación a los derechos laborales de los trabajadores de Fränkische y de la libertad sindical en México. La respuesta de la empresa y el sindicato no fue otra que la represión, ya que, en la segunda quincena de febrero, Francisco Méndez Don Juan, trabajador de Fränkische y activista sindical del SINTTIA, fue despedido y asediado desde su salida de las instalaciones, así como perseguido y amenazado en todo su traslado hasta la Casa Obrera del Bajío. El 13 de marzo, el SINTTIA inició junto con Unifor (el sindicato más grande de Canadá que agrupa a trabajadores de los ramos automotriz, de comunicaciones, energía y papel) una queja en el panel laboral del T-MEC.

Desde el inicio del proceso de demanda de titularidad, como se ha visto, el SITIMM, en anuencia con Fränkische, mantuvo su estrategia de amenaza, soborno y confusión entre los trabajadores. Por ejemplo, en febrero, cuando denunció un emplazamiento a huelga por supuestas violaciones al CCT, la cuales nunca ocurrieron; o cuando, con seis meses de retraso, inició una consulta para validar el CCT que habían negociado a fines del 2022 y en la cual no habían informado nada sobre los resultados. Dicha consulta fue una simulación, pues simplemente incitaron a los trabajadores a firmar diciéndoles que si no lo hacían no tendrían incremento. En complicidad con la empresa, no confirmaron la comisión del PTU, y presentaron información dudosa que aducía que no había utilidades. Frente a este hecho, y para evitar inconformidades, prometieron un bono, que a la fecha aún no se ha entregado.

Como resultado de la queja en el panel laboral del T-MEC, la empresa solicitó una audiencia con el gobierno canadiense para tratar el asunto y se comprometió a tres aspectos fundamentales: 1) cesar la política de acoso y despidos a trabajadores; 2) dar las mismas libertades del SITIMM-CTM a SINTTIA para poder realizar campaña de cara al proceso electoral; y 3) la reinstalación inmediata de los compañeros despedidos. De todos estos acuerdos, sólo cumplió parcialmente el primero, pues ya no hubo despidos, aunque el acoso y las amenazas se mantuvieron. Después de seis meses, luego de la presión pública, la movilización y la presión por activar el mecanismo laboral de respuesta rápida del T-MEC, el SITIMM fue notificado y en mayo de 2023 se programó la fecha de recuento sindical para el 26 de junio.

Foto: cortesía del autor.